Nueva Investigación Indica que el Covid Catalizó el Auge del Nearshoring

Por Sourcing Journal | 27 de Enero, 2021

Este artículo fue publicado por Sourcing Journal el 27 de Enero, 2021. Compartimos específicamente la parte de la historia de la versión de Sourcing Journal, porque provee un análisis adicional de cómo las políticas de “Comprar Americano” de US, podrían incrementar la tendencia. La nota de prensa oficial de Blue Yonder está disponible aquí.


La pandemia del coronavirus envió un mensaje bastante claro a las cadenas de suministros — deben obtener un mayor enfoque sobre la cadena de suministros en caso de que llegase a ocurrir otro evento ‘cisne negro’. Mientras las cadenas de tienda buscan opciones de qué es lo que deberían hacer para mitigar los cuellos de botella y problemas de embarques, de las cadenas de suministros, el 65% ha decidido responder esto, establecer o expandir su propios recursos de manufactura doméstica, esto de acuerdo a una encuesta de Blue Yonder y Coresight Research.


De los participantes de parte de la cadena de suministros que establecieron o expandieron los recursos domésticos para la manufactura, impulsados por el Covid-19, 41% expandió operaciones y, el 24% de estas acciones fue por primera vez.


Aproximadamente un quinto (17%) de los participantes no realizó ningún cambio a su estrategia en cuanto a operaciones de manufactura y sourcing.


En cuanto a construir una estrategia de manufactura de nearshoring (traer de regreso/localmente), los retailers cuentan con algunas metas bajo los nombres de mejor control de la calidad (34%), tiempos de entrega más cortos (23%), mejor manejo de inventario (22%) y cumplir con la demanda de producto local (14%).


Mientras el sentimiento público de compartir la idea de “Hecho en América” y que esta es la preferencia real de comprar en medio de la pandemia, en este caso, la percepción no es la realidad.


Aunque el 68% de las cadenas de tienda sienten que sus clientes valoran las prendas y calzado hecho en US, solo el 19% de los compradores buscaron comprar prendas y calzado hecho en los US durante la pandemia, aunque muchos sostengan una opinión negativa sobre China, quien produce la mayor porción de prendas y calzado que se importa en los US.


“La dependencia de América en la manufactura extranjera ha levantado preocupación en el lapso que observábamos la inmensa influencia de China en cuanto a nuestro acceso hacia productos esenciales como farmacéuticos y de cuidado personal. Mientras la pandemia ha acelerado la necesidad de estrategias locales para poder atacar las crisis del futuro, los negocios han estado direccionándose hacia esta tendencia por años” dijo JoAnn Martin, Vicepresidenta de Estrategia Industria y Desarrollo de Mercado para Blue Yonder.


“Mucho antes de la pandemia, nuestros clientes estaban ya balanceando su deseo de entregas rápidas al mercado versus costo, cuando buscaban establecer presencia en los US. Esto ha sido motivado mayormente por los gigantes del e-commerce como Amazon, con la novedad de compras en línea y la necesidad de poder obtener múltiples opciones, diversidad de productos e inventario”.


Es más, el 47.8% de los participantes en la encuesta de Junio para Coresight, respondió que acordaban que las cadenas de tienda de US deberían de abastecerse de menos productos de China. Los consumidores sienten resentimiento con el manejo del coronavirus de parte de China, la incesante guerra comercial y trabajo forzoso de las minorías de origen Uyghur, Kazakh y otras etnias musulmanas en la provincia de Xinjiang.


La Administración Biden Podría Girar el Péndulo a Favor de la Manufactura en los US

Las preocupaciones de cómo el ecosistema de “Hecho en US” puede resultar, depende de cómo el gobierno federal maneje el tema. La Administración Biden buscó apoyar a los manufactureros, negocios y trabajadores de US en una orden ejecutiva emitida, la cual estipula que la ley federal requiere que las agencias gubernamentales le den preferencia a las firmas americanas cuando se gasta el dinero de los impuestos.


La orden del presidente establece las metas y estándares necesarios para el uso de compras federales y y otras formas de asistencia federal con requerimientos de asistencia doméstica, para que de forma proactiva se pueda invertir en la industria americana “para que esta continúe liderando el mercado global”, indicaba la orden.


La orden dirige a las agencias en cerrar los actuales espacios abiertos en la forma como se mide el contenido doméstico e incrementar esos requerimientos del contenido doméstico.


Las reglas existentes de “Compre Americano” establece un abismo en el límite doméstico — la cantidad de un producto que debe ser hecho en los US para que una compra califique bajo la ley de “Compre Americano”. Esta orden dirige hacia un incremento en el límite y las preferencias en los precios para los productos domésticos — la diferencia en el precio bajo el cual el gobierno puede comprar un producto de un suplidor no-US.


El nuevo, aún sin nombre, director de Hecho-en-América dentro de la Oficina Gerencial y de Presupuesto (OMB), revisará la implementación de la orden ejecutiva.


Los Compradores Desean un Impacto Sostenible y Social Pero No lo Están Buscando

Aparte de las preocupaciones de manufactura analizada en la encuesta, Blue Yonder y Coresight también buscaron la consideración de los consumidores y en dónde radica su decisión de compra de prendas y calzado. La encuesta indica que el 66% de los encuestados citaron el ambiente sostenible de una cadena de tienda o marca como conductor de compra, mientras el 60% indicó que el impacto social importaba.


Aunque al mismo tiempo, los compradores realmente no buscan estas características, por lo menos no durante la pandemia. Solo el 17% de los consumidores buscaban prendas o calzado amigables con el ambiente o sostenibles durante el Covid-19, mientras un 32% buscaba los precios más bajos y un 22% priorizaban la rapidez de entregas en línea.


“Mientras salimos de la pandemia, un crítico diferenciador para que las compañías construyan, será productos ambientalmente sostenibles y socialmente responsables”, indicó Deborah Weinswig, fundadora y CEO de Coresight Research. “Esta tendencia acelerará la forma en la que vemos como los consumidores votan por temas que abarcan diariamente mayor amplitud, en cuanto a su forma de gastar”.


Las Tiendas Preferidas de Prendas y Calzado por los Compradores

A pesar de los encierros y el indefinido cierre de tiendas que se ha llevado a cabo en los últimos 10 meses, el 45% de los consumidores aun prefieren comprar en las tiendas su calzado y prendas. Este total combate el 18% que prefiere comprar en linea y un 37% que opta por una combinación entre las tiendas y comprar en línea.


Para lograr acomodar esta combinación, las cadenas de tienda planean invertir fuertemente en tecnología, mientras logran captar una mejora de la experiencia a través de sus canales de compra. Los encuestados en la cadena de tiendas dijeron que su principal gasto de IT para el 2021 incluye tecnología para clasificación, inventario, logística y bodegaje (62%), programas de análisis y lealtad de clientes (47%) y, tecnología de tienda para inventarios y rastreo de clientes (41%).


Mientras crece el e-commerce como un porcentaje de sus negocios, las cadenas de tienda están también agregando espacio de bodega (26%), invirtiendo en tecnología para la automatización o vehículos de autónomos (29%) y, construyendo opciones flexibles como BOPIS, recoger en tienda y entregas sin contacto (26%).


Blue Yonder y Coresight Research obtuvieron respuestas a través de dos encuestas separados entre 281 ejecutivos senior, mayores de 25 años en firmas de manufactura, cadenas de tienda y ropa y, 451 consumidores con base en US, mayores de 18 años a través de proveedores tercerizados para determinar los hallazgos de la Encuesta de Ubicación & Agilidad de Cadenas de Tienda. Ambas encuestas fueron llevadas a cabo entre el 8-14 de Enero 2021.

Suscribirse a Detrás de las Costuras 

  • White Facebook Icon
SPESA Logo (5) (1).png

© 2021 by SPESA. Proudly created with Wix.com