Los Manufactureros de Mascarillas se Enfrentan al Colapso Post Pandemia

Por Reuters | 11 de Mayo, 2021

Este artículo fue publicado en Reuters el 11 de Mayo, 2021. Lo compartimos porque podría pertenecer al trabajo de los miembros de SPESA quienes cambiaron sus líneas de producción para enfocarse en el desarrollo de EPP a principios de la pandemia. Tambien resalta la continua competencia de los manufactureros chinos.


Los manufactureros de pequeño tamaño de los US que se apresuraron hacia la producción de mascarillas durante el transcurso del año pasado, están ahora con un inventario de cientos de millones de mascarillas sin vender, porque China está invadiendo el mercado con mascarillas de bajo costo y muchos no podrán sobrevivir hasta el final de la pandemia.


Ese es el contenido de una carta dirigida al Presidente Joe Biden por un grupo de comercio representando a unos 26 pequeños manufactureros que emprendieron su produccion para la creación de las muy necesitadas mascarillas de seguridad mientras la crisis de salud tomaba posesión el año pasado.


Los manufactureros dijeron que más de la mitad de su produccion seria sacada de la venta en linea en los próximos 60 días si no obtienen inmediato apoyo federal, lo cual tendría un alto costo en el empleo. Culpan a las importaciones de bajo precio, especialmente provenientes de China.


"Le escribimos con una solicitud de ayuda inmediata en contra de las injustas prácticas comerciales hechas por las naciones extranjeras que amenazan la viabilidad de la industria de manufactura de mascarillas domésticas, así como el futuro de los esfuerzos de preparación ante la pandemia", escribió el recién creado grupo, la Asociación Americana de Manufactureros de Mascarillas.


El grupo expresó que cuentan con capacidad para poder producir unas 3.7 billones de mascarillas quirúrgicas y más de 1 billón de mascarillas N95 anuales ahora están apiladas unas 260 millones de mascarillas quirúrgicas en sus bodegas, están luchando para encontrar la forma de venderlas. Otros 20 millones de mascarillas N95 están igualmente guardadas en estantes.

Cuando las mascarillas se encontraban en escasez el año pasado, los precios incrementaron. Pero ahora los precios han disminuido drásticamente y los administradores de hospitales y otros interesados están comprando según mejores precios y variedad ofrecida en el mercado.

Una caja de 50 mascarillas quirúrgicas que se vendía por más de $50 hace un año, puede ahora encontrarse por solo $5.


El grupo comercial dijo que hay de 3 a 6 centavos en materia prima en cada mascarilla quirúrgica, las mascarillas importadas de China se venden ahora a un costo aproximado de 1 centavo cada una. "China... está efectivamente botando las mascarilla dentro del mercado de US a muy bajo costo".


"Si esto continua sin cambiar, el 54% de nuestra produccion dejara de existir en los siguientes 60 días y 84.6% en menos de un año" expresaba la carta del grupo. El grupo también indicaba que había creado más de 7,800 empleos en US el año pasado, pero a groso modo un tercio de esos empleos ya se han perdido.


Protegiendo a los Productores

La administración Biden ha prometido buscar las formas de dar apoyo a los productores nacionales con la produccion de equipo de protección personal incluyendo la forma de encontrar como subsidiar a los productores de US pero las revisiones gubernamentales están aun por verse.


"La idea que todos expresaron durante la crisis que necesitamos evitar que la (escasez de EPP) vuelva a ocurrir no ha cambiado a las instituciones que hacen dinero", dijo James Wyner, Ejecutivo en Jefe de Shawmut Corp., productor de materiales de ingeniería de West Bridgewater, Massachusetts, que se expandió hacia la produccion de mascarillas durante la crisis. "Los distribuidores están aun abasteciendo con los precios más bajos".


Wyner dijo que está vendiendo mascarillas de su nueva linea de producción, pero, que "substancialmente a un menor precio del que quisiéramos".


Adam Albrecht, Gerente de Control de Calidad Senior de Indiana Face Mask, otro pequeño productor, dijo que cuando la firmo comenzó a producir las mascarillas N95 el año pasado, las "Personas venían y decían: 'Nosotros podemos vender esto, lo podemos vender.' Pero parece que no importa que tanto ajustemos los precios, los chinos siempre se mantienen mucho más bajos".

Algunos de los productores de mascarillas están seguros de que lograran sobrevivir.

Dan Izhaky, quien en conjunto con un socio invirtieron $4 millones en una nueva fábrica de mascarillas en las afueras de Los Angeles, indicó que el mayor reto es para los productores de mascarillas quirúrgicas, las ubicuas mascarillas de seguridad que son relativamente fáciles de manufacturar (lea más). La compañía de Izhaky confecciona las mascarillas N95 que son más complejas y expresa que continúo expandiéndose. "Pero también creemos que la administración Biden tomara varios pasos hacia la creación de estrategias para volvernos sostenibles", indicó.


El grupo comercial — el cual no incluye gigantes de la industria tales como 3M Co. y Honeywell International Inc. — incitaron a la administración Biden a tomar acción inmediata para buscar formas de apoyar a la industria.


Sus recomendaciones incluyen el requerir al gobierno federal y cualquier otra institución el recibir dólares federales para comprar equipo de protección personal que sean hechas en US únicamente, esas que cumplan con los estándares federales. También requieren que la administración solicite a los hospitales que aceptan fondos federales, que presupuesten el 40% de sus gastos de EPP para comprar a los productores domésticos hasta el 2023.


Igualmente están solicitando al gobierno considerar comprar las 260 millones de mascarillas que están ahora en bodegas apiladas en las nuevas fábricas.