Celebrando las Estrellas Nacientes de Nuestra Industria

Por SPESA | 2 de Junio, 2021



Nuestros lectores regulares pudieron haber notado que el equipo de SPESA reconoce los logros. Recientemente celebramos el 30 aniversario de SPESA, el segundo aniversario de nuestro equipo, la más nueva adición a la familia SPESA, sin dejar de mencionar la decenas de cumpleaños, feriados, y empleados del mes. Este mes, estamos publicando nuestras ediciones 23 y 24 del relanzamiento de Detrás de las Costuras, marcando un año de noticias, eventos y comentarios para la industria de productos de costura.


Compartimos nuestro primer SPESA Habla en Julio del 2020, sumarizando el trimestre en solo dos palabras: Cambio de Planes. Esa primera edición de Detrás de las Costuras explicaba nuestras ideas para las nuevas ediciones, incluyendo la implementación de los temas mensuales. Vimos la reacción de la industria hacia el Covid-19 y todas las formas en las que las compañias se adaptaban hacia sus nuevos ambientes.


En Agosto, nos sumergimos hacia el gran papel de la tecnologia en darle forma al diseño, manufactura y venta de los productos de costura.


En Septiembre, investigamos la historia del Dia del Trabajo y el cambio en la dinámica del desarrollo de la fuerza laboral en los Estados Unidos.


En Octubre, La Presidenta de SPESA, Nina McCormack compartió sus ideas sobre el pasado, presente y futuro en la industria de productos de costura hacia el camino de nuestra anual Conferencia Ejecutiva.


En Noviembre, resaltamos el impacto de las políticas sobre nuestra industria. Mientras SPESA no es una organización para el cabildeo, queremos que nuestros miembros y lectores estén al tanto de las leyes, regulaciones, políticas y movimientos políticos y que puedan interpretarlos para beneficio de su propia habilidad en hacer negocios. Es por ello por lo que agregamos la sección de Rondas de Comercio & Políticas en el Detrás de las Costuras mensual.


En Diciembre, nos tomamos un tiempo para examinar unos cuantos temas que considerábamos no se les dio la atención debida durante la locura del 2020, tales como nearshoring y sostenibilidad.

Comenzamos el 2021 viendo hacia el futuro, y alabando a nuestra industria por su habilidad de evolucionar de una generación hacia la siguiente, sin perder sus valores fundamentales.


En Febrero, aprendimos sobre la diversidad e inclusión en la industria de productos de costura — no solo por cómo se relacionaban a la fuerza laboral, sino también por la importancia de considerar esos aspectos en productos y servicios a través de la moda de adaptación y representación de marca.

En Marzo, dejamos que nuestro amor por la trivialidad floreciera en una conversación sobre el papel de las mujeres en la historia de la costura y los esfuerzos actuales para lograr la igualdad a través de la cadena de suministros global.

En Abril, SPESA envió nuestro mensaje sobre la Unión del Estado y consultó, “Cómo podemos convertir la industria en algo mejor de lo que es hoy en día”?

En Mayo, nos enfocamos en las cadenas de suministros, sin saber que cuando escogimos el tema un año anterior, estaría en una situación tan crítica en estos momentos.

Hemos cubierto varios temas desde Julio del 2020, pero apenas hemos comenzado.

Este mes, nuevamente deseamos explorar el futuro de la industria de productos de costura. Pero en vez de enfocarnos en los temas y retos que nos afrontan (aunque habrá algo de eso también), estamos dando el enfoque en los líderes del futuro dentro de la industria de productos de costura.


Nuestra industria está creciendo y evolucionando. Todos los interesantes temas que nos gusta discutir — traer de regreso a casa, automatización, customización, sostenibilidad, transparencia en la cadena de suministros, desarrollo de la fuerza laboral – solo serán posible con el apoyo y entusiasmo de la siguiente generación.


Animamos a los lectores en dejarnos saber si cuentan con un colega dentro de su compañía o en algún otro lugar, a quien consideran sea una "estrella naciente" dentro de la industria de productos de costura. No se pueden tener suficientes razones, o personas para celebrar.